Cuando pensamos en marcas exitosas, se nos vienen a la mente nombres de compañías con mucho prestigio y presencia en el mercado: Apple, Samsung, Coca Cola, Toyota… la lista sigue.

¿Has pensado en cómo construirías tu propia marca? Sea que la necesites para ti mismo –pues trabajas en una empresa o eres autónomo- o para tu negocio, ante esos nombres podrías pensar que eso de las marcas no aplica para ti.

No tan rápido. Gracias a Internet, muchos de los recursos a los cuales solo tenían acceso las grandes compañías ahora están al alcance de todos. Dependiendo de la estrategia que escojamos para lograr posicionarnos en la mente de nuestro mercado, hoy podemos optar por herramientas gratuitas o de muy bajo costo para llegar a un mayor número de personas.

Pero ojo: el hecho de que te conozcan no quiere decir necesariamente que has construido una marca poderosa. Una cosa es que hablen de ti, y otra cosa es cómo. Y ese cómo es lo que dirá si te consideran o no, si te compran o no.

Entonces, ¿qué componentes utilizados por las marcas de más alto valor podemos retomar para construir la nuestra?

Logo: Todas las marcas tienen una identidad visual que las distingue del resto. Si estás construyendo tu marca como persona, probablemente no necesites un logo, pero si tienes un negocio, definitivamente sí. Aunque todas las marcas que mencioné anteriormente tienen logos mundialmente reconocidos, tu identidad visual va más allá. Es cómo te relacionas con tu entorno, qué y cómo te comunicas. Algunos elementos son la presentación personal, tono de voz, gestos… conoce tu industria y tu cliente ideal para que puedas conectar con ellos.

Valores: Aunque al pensar en marcas automáticamente nos viene a la mente un logo, una marca es en realidad un conjunto de valores con el que tanto el público en general como tu cliente ideal te asocia. Por eso, piensa en 2 o 3 valores o palabras clave que quieres proyectar, de modo que cuando piensen en ti, inmediatamente te asocien con esos valores.

Reputación: La reputación de una marca es cómo el mercado la percibe, relacionada directamente con la experiencia que tu mercado y cliente ideal ha tenido interactuando contigo. ¿Los valores que querías proyectar son los mismos que percibe tu mercado? O por el contrario, ¿hay inconsistencia entre lo que quisieras que ellos pensaran de ti y lo que demuestran?

Más que nunca, tenemos presencia de múltiples marcas, y buena parte del éxito o fracaso de un negocio tiene que ver con la forma en que se relaciona con su cliente ideal. Es por eso que debes recordar algo extremadamente importante pero que muchas veces -demasiadas- pasa desapercibido: no se trata de ti, se trata de ellos. Las personas y negocios -con sus respectivas marcas- que tienen esto presente incrementan su influencia y se vuelven exitosas.

Ahora cuéntame en la sección de Comentarios que te pareció este post, y si tienes ideas e inquietudes que quisieras discutir.

 

También te invito a unirte a mi comunidad de profesionales líderes que reciben todas las semanas estrategias gratis para comunicar poderosamente su valor

Boletín Semanal

¿Qué tal si decides acelerar tus resultados mediante mi programa de coaching personalizado? Conoce cómo puedo ayudarte

Coaching & Mentoría

email
Podcast-logo-thumbnail (1)

¿Quieres vender más con tu eCommerce?

 

 

Enciende las ventas de tu tienda online suscribiéndote a este podcast, y recibiendo contenido que te ayudará a vender más -y mejor- tus productos en internet.

¡Muchas gracias! Tus datos han sido ingresados con éxito.